martes, 7 de marzo de 2017

04 - Otras montañas - Otros continentes. (Año 1.978) Segunda parte. ---- Huascarán Norte - Cordillera Blanca de los Andes (Perú).



                                 Huascarán Norte y collado “La Garganta”.  Cordillera Blanca (Perú)


Después de nuestra aclimatación en la Cordillera Blanca de los Andes, con ascensiones a Yanapaccha Chico (5.131 mts) y Nevado Pisco (5.752 mts), hemos descansado una jornada en Huaraz (3.052 mts) que nos ha venido muy bien para recuperar fuerzas. Creemos que estamos  perfectamente en condiciones de volver a la montaña y meternos con ganas en la ruta hacia el Huascarán.
Durante la jornada de descanso hemos callejeado por la ciudad y visitado el mercado donde nos sigue llamando la atención el tipismo y colorido tanto de las gentes como de los productos que exponen para su venta.
También hemos tenido que adquirir los alimentos que necesitaremos en los próximos días.


 



No nos cuesta demasiado dejar el Hostal Monterrey donde hemos descansado durante estas dos noches con las comodidades que no disponemos mientras estamos en la montaña.


Los guías han contratado por nuestra cuenta el transporte para llegar hasta Musho (alt. 3.014 mts), 55 kms desde Huaraz. Es la última población antes de comenzar la ruta hacia el Campamento Base.
Suben a la vez que nosotros el grupo de montañeros de Bergara y en Musho se contratan 9 mulos para que carguen con los equipajes.
De esta manera nosotros podemos ir ligeros de peso. 



Hacia allí nos vamos. Huascarán Sur a la derecha separpado del Huascarán Norte por el collado "La Garganta". Más de 3.000 metros de desnivel nos separan de la cima Norte a la que llegaremos después de tres campamentos intermedios a partir del Campamento Base al que ahora nos dirigimos.



El campamento Base (alt. 4.200 mts) se instala antes de llegar a la línea de nieve y hielo  aprovechando espacios acondicionados donde poder colocar las tiendas.


Sin madrugar en exceso al día siguiente avanzamos hacia el campamento 1.


Pronto llegamos a la altura del hielo y para progresar con seguridad colocamos crampones.


Es impresionante la montaña de Huascarán Sur que vemos en la imagen, cubierta por una capa de hielo de muchos metros espesor. Nuestro itinerario va hacia la izquierda para llegar al collado “La Garganta” (alt. 6.010 mts) desde donde se continúa también hacia la izquierda, fuera de imagen, a Huascarán Norte.

Nuestra idea original con la que habíamos viajado a Perú era la ascensión a Huascarán Sur, (alt. 6.768 mts) de mayor altitud que la cima Norte (alt. 6.654 mts). Sin embargo nuestros guías nos desaconsejaron la primera opción debido a las serias dificultades para superar la barrera de séracs y grietas a partir del collado. 


Con la valiosa colaboración de nuestros guías Julio y Gliserio, vamos ganando metros salvando desniveles y  bordeando numerosas grietas.



Nos detenemos cuando estamos a una altitud aproximada de 5.000 metros e instalamos el campamento 1.
Nos servimos de los piolets para  preparar la base donce colocar las tiendas de campaña.



Permanecemos un día en el campamento 1 pues preferimos asegurar nuestra adaptación a los niveles superiores de altura.y así no exigir al cuerpo más de lo necesario.


Al día siguiente continuamos avanzando entre laberinto de bloques, séracs y grietas, 

En la imagen, collado “La Garganta” que separa las dos cimas: Huascarán Norte a la izquierda y Huascarán Sur a la derecha.




Solamente hemos superado 350 metros de desnivel hasta la ubicación del campamento 2 (alt. 5.350 mts). Disponemos de una plataforma más amplia y adecuada para colocar las tiendas. 
A la izquierda de la imagen el grupo de los montañeros de Bergara con quienes coincidimos en la ascensión.
Por nuestra parte, el grupo también se ha dividido. José Luis Quintana y Luis Alegre junto con el guía Gliserio, no gastaron una jornada en el campamento 1 tal como hicimos nosotros (Ángel, Leopoldo, Elías y Javier acompañados por el guía Julio). De esta manera, la cordada avanzada lleva un día de ventaja.



Continúa la escalada y superación de barreras de hielo.

 



 
Uno de los numerosos descansos.

En primer plano sentados: guía Julio, Ángel Alegre y Leopoldo.




Instalamos el campamento 3 en una zona protegida del collado “La Garganta” (alt. 6010 mts).



Algunas imágenes con el entorno del campamento 3. El viento sopla con fuerza.


Desde el campamento 3 podemos ver la cima de Huascarán Norte del que aún nos separan 650 metros de desnivel. 

En esta misma jornada que nosotros hemos llegado al campamento 3, nos cruzamos con los compañeros José Luis Quintana y Luis Alegre que junto con el guía Glisserio descienden al campamento después de haber conseguido la ascensión a Huascarán Norte.


También una mirada hacia el valle (2.500 metros más abajo).


Día importante.
Ataque final a la cima de Huascarán Norte.
Estamos por encima de los 6.000 metros de altura y realmente cuesta mucho moverse. El ritmo de subida es muy, muy lento. 


Desde el collado es una larga ladera de inclinación moderada evitando fácilmente las barreras de séracs que se ven desde más abajo. No presenta ninguna dificultad técnica. Únicamente hay que andar muy atentos pues no faltan algunas grietas ocultas. Vamos encordados sin necesidad de asegurar largos.


Hay que detenerse a menudo para recuperar el ritmo cardíaco y luego seguir avanzando.


A la espalda de nuestra ascensión tenemos siempre presente el Huascarán Sur. Las barreras de séracs en todo el primer tramo dificultan su ascensión.


Sin embargo  la ladera de Huascarán Norte tiene una superficie más homogénea.



Y así llegamos a nuestra cima: Huascarán Norte (alt. 6.654 mts).

Del campamento 3 habíamos salido a las 7,00’ horas.
Nuestra cordada coronó a las 13,30’ horas.
En la cumbre permanecimos durante 1 hora y media.

Es una gran suerte haber llegado a la cumbre en un día despejado como el que nos acompaña. De esta manera la satisfacción es doble: Haber conseguido el objetivo y poder disfrutar de las extraordinarias panorámicas del “corazón” de la Cordillera Blanca:
En el centro de la imagen vemos el Nevado Pisco que ascendimos días atrás.Se queda pequeño al verle rodeado de cumbres de mayor altura.
En la parte inferior de la imagen también vemos la Quebrada de Llanganuco con la laguna Orconcocha 2.800 metros por debajo de nosotros.


Para ayudar a la identificación del grupo de montañas que alcanzamos a ver desde Huascarán, pongo esta foto que saco de Internet, posiblemente sacada desde Huascarán Sur.


Nuevamente Nevado Pisco, Alpamayo, Artesonraju, Chacraraju, Pucajirca…


A la izquierda Chopicalqui (alt. 6.345 mts)  y a la derecha Huascarán Sur. 
En el centro, no estoy seguro, puede que sea el Nevado Hualcán (alt. 6.125 mts)


Quebrada de Llanganuco, laguna Orconcocha, Llanos Cebollapampa (donde tuvimos instalado el Campamento Base de aclimatación desde el que ascendimos al Nevado Pisco).


Testimonial en la cumbre Huascarán Norte (alt. 6.654 mts)
En la foto, cordada compuesta por: Elías Ureta, Javier Ureta y Leopoldo Valdivielso.

Ángel Alegre junto con el guía Julio subieron más rápidos y nos adelantaron en la ascensión. 
No dispongo de foto testimonial de cumbre de Ángel que también descendió sin agruparnos. Tampoco de Quintana y Luis que subieron el día anterior.

Todo un éxito de grupo, pues aunque en distintos momentos, los 6 integrantes del Club Alpino Burgalés conseguimos la ascensión a Huascarán.

En la cumbre hemos permanecido durante hora y media. Las condiciones eran muy buenas y merecía la pena disfrutar del momento.


Descendemos hasta el campamento 3 en el collado “La Garganta”  llegando a las 17,15’ horas. Aquí pasamos la noche al igual que hacen el grupo de montañeros de Bergara con quienes también hemos compartido ascensión.


Al día siguiente, a las 8hs dejamos el campamento 3. 
A las 2hs de mediodía llegamos al Campamento Base. Recogemos y acondicionamos todo el equipaje en los lomos de los mulos que habían subido tal como estaba previsto. 
A las 4,30’ estamos en Musho.


Repetidas veces volvemos la cabeza para mirar hacia estos grandes colosos.


En los jardines del hostal Monterrey de Huaraz nos hacemos la foto de grupo con nuestros dos guías y cocinero.
De izquierda a derecha: El cocinero Bonifacio, guía Julio, José Luis Quintana, guía Gliserio, Javier Ureta, Elías Ureta, Leopoldo Valdivielso,
Agachados: Luis Alegre y Ángel Alegre.

******
Se nos ha dado bien la montaña: La climatología nos ha sido favorable sin tener que perder ningún día durante nuestra estancia en la Cordillera Blanca. Por todo nos sentimos satisfechos habiendo cumplido con nuestros objetivos de ascendión a Nevado Pisco y Huascarán Norte. 
Nos queda algún día libre que aprovechamos para ciertas visitas turísticas en Perú.

Regresamos a Lima y de ahí viajamos a Cuzco. Visitamos Pisac y ruinas históricas. También fue muy interesante la visita que hicimos a las ruinas de Machu-Picchu.



Cuzco. Iglesia y Catedral en la Plaza de Armas.



Tipismo en las calles de Cuzco.


Fortaleza de Sacsayhuamán (Cuzco).


Pisac. Valle sagrado Inca. Ciudad y típicos bancales.


Machu Picchu. Antigua ciudad Inca.


Machu Picchu en la actualidad está declarada como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno. 

Y esto es lo que ha dado de sí nuestro paso por Perú.


(Ver en este enlace: Primera parte. --- Ascensión a Nevado Pisco (Perú)


No nos conformamos. Seguiremos con nuevos planes, nuevos objetivos, nuevas montañas...

4 comentarios:

  1. Magnífico reportaje. Maravillosos recuerdos. Un poco antes de coronar la cumbre del Huascarán recuerdo que el guía me señaló, en una grieta, los restos de un montañero que había desaparecido años atrás. Lo iba a notificar al bajar al valle porque llevaban mucho tiempo buscándolo. Por suerte nosotros no tuvimos ningún incidente y disfrutamos del maravilloso día con el que amaneció la cumbre. Abrazos a todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro, amigo Ángel, que con estas páginas recuerdes aquéllas magníficas experiencias de juventud.
      Debió causaros impresión el detalle que nos comentas del montañero que apareció en la grieta. Nosotros no llegamos a verlo. Pero sí recordamos que nos lo comentásteis cuando nos volvimos a reunir.

      Por otra parte, siento no disponer de alguna testimonial vuestra en la cumbre. Hubiera estado bien incluirla en este reportaje.

      Un abrazo,
      Javier

      Eliminar
  2. Luis Alegre
    Impresionante Javi,¡que memoria!, que recuerdos,que reportajes tan bien elaborados, donde nos ayudas a revivir nuestra pasión por las montañas y a vivir contigo (virtualmente) tus diversas rutas en la naturaleza."Estás hecho un chaval"
    Un Abrazo.
    Luis

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, amigo Luis.

      Han sido muchas, muchas, las jornadas montañeras que hemos compartido juntos. Entre ellas están las que ahora traigo como recuerdo de la Cordillera Blanca en los Andes. Fué muy bonita aquélla experiencia y ahora he decidido sacar a la luz las diapositivas que entonces hacíamos, interesantes testigos gráficos de muchos momentos inolvidables.

      Sigo en el ambiente. Me resisto a dejarlo. La salud me sigue respetando. Quiero aprovechar y seguir disfrutando mientras pueda de lo que más me gusta.

      Un abrazo, amigo,
      Javi

      Eliminar