sábado, 21 de febrero de 2015

230 – Refugio de Bastán. Cuatro días en un mar de tranquilidad.



Ruta realizada en fechas 20-23 de Abril de 2.002


Otro recordatorio de actividades del pasado.

            La que presento en esta ocasión también se desarrolló en la vertiente francesa del Pirineo. Hemos viajado hasta St-Lary-Soulan, más concretamente a su estación de esquí, llegando al aparcamiento de Espiaube donde quedará el coche a la espera de que regresemos después de cuatro días.

Compartimos la tranquilidad de la montaña los amigos:

Juan Carlos “Gorbi”, Luis Alegre y Javier.



                                                            Reserva Natural de Neouvielle.




1er día

Itinerario: 
Aparcamiento de Espiaube (estación de esquí St-Lary) – Col de Portet – Lac de l’Oule – Refugio Bastan.

Itinerario seguido el marcado en línea azul.

            La temporada de esquí en la estación de St-Lary finaliza este mismo fin de semana, lo justo para poder servirnos todavía de la telecabina para salvar cómodamente el desnivel que nos separa del Col de Portet.
            Con la nada despreciable ayuda de la telecabina ganamos sin esfuerzo y en muy poco tiempo los 650 metros de desnivel desde Espiaube (1.540 mts) hasta el Col de Portet (2.215 mts), desde donde descendemos esquiando por la pista de Sabourès hasta las proximidades del lago l’Oule (1.830 mts). Sin embargo, no toda la bajada la podemos hacer como nos hubiera gustado, sobre los esquís. Lamentablemente la nieve no llega hasta la altura del lago. Se termina cuando aún quedan unos 150 metros de desnivel antes de alcanzar su orilla. Así que nos vemos obligados a tener que portear el equipo durante cerca de una hora hasta situarnos próximos a la cabaña de Bastan (2.041 mts) en una travesía horizontal a través de la ladera boscosa.
            Es un alivio cuando ya podemos colocarnos los esquís y ganar altura deslizándonos con ellos sobre la nieve. Pasamos junto al lago Inferior de Bastan (2.141 mts) y un poco más arriba ya estamos bordeando el lac de Milieu (2.212 mts) en cuyo extremo norte se encuentra el Refugio de Bastan (2.230 mts) de la ASPTT de Toulouse.
            Según nos vamos acercando nos llama la atención la figura piramidal con cuidada fachada de madera, muy acorde con el entorno. Pese a que en estas fechas no hay guarda, se encuentra abierto. En un ligero reconocimiento a su interior vemos la planta baja como una amplia estancia que incluye mesas, asientos y una chimenea. Las literas para dormir se encuentran en la planta superior a la que se accede mediante una escalera por la que hay que trepar. Puede acoger hasta 14 personas. Vamos a tener a nuestra disposición este acogedor refugio para pasar las próximas 3 noches. Compartiremos con otra pareja de Burdeos que regresan después de haber dado un paseo por los collados cercanos. Uno viene con esquís y su compañero con raquetas. Se irán al día siguiente.
            El entorno de la ubicación en la que se encuentra el refugio es paradisíaco, rodeado enteramente de nieve, bosque, lagos, montañas… y mucha tranquilidad. La buena climatología también parece dispuesta a colaborar para que disfrutemos durante estos próximos días.


2do día:

Itinerario: 
Col de Bastanet – Refugio de Campana de Cloutou – Pic Tuhou de Cloutou – Pic de Portarras –  Pic de Pradas – Col de Bastanet – Refugio Bastan.

Itinerario seguido el marcado en línea roja.

            Nos estamos levantando a las 7 de la mañana y después de desayunar cómodos y tranquilos estamos a la puerta de nuestra particular cabaña con los esquís amarrados a las botas para disfrutar de las montañas que tenemos al alcance.
            Previamente ya habíamos mirado los planos fijándonos unos objetivos aunque no quita que estemos abiertos a variarlos si sobre la marcha se nos presentan otras atractivas alternativas. De momento, tomando dirección Norte nos dirigimos hacia el col de Bastanet (2.507) para descender hasta el lago de Campana donde se encuentra el refugio de Campana de Cloutou (2.225) perteneciente al CAF. Su aspecto exterior es calcado al de Bastan y se le ve bastante concurrido.
            Hecha la visita y satisfecha nuestra curiosidad, retrocedemos y tomamos las pendientes que nos conducen al Pic Tuhou de Cloutou. Es esta una ascensión suave y corta que apenas nos exige especial esfuerzo. Desde su cumbre (2.568 mts) disfrutamos de unas bonitas panorámicas fijándonos en el cercano Pic de Portarras asequible desde el Col de Bastanet. Esquiamos hasta el Lac de la Hourquette (2.405 mts) donde nuevamente colocamos pieles de foca para ascender al mencionado Pic de Portarras. Alcanzado el Col de Bastanet continuamos por la amplia arista de nieve que conduce a la cumbre del Pic de Portarras (2.697 mts). Desde este pico continuamos sin los esquís por la arista para enlazar con la cercana cota Pic Prada (2.712 mts) al que también nos hace ilusión de coronar.
            Desde el Pic Prada volvemos sobre nuestros pasos de nuevo al Portarras para descender ya esquiando hacia el collado y continuar de regreso hasta el refugio. Con esto damos por finalizada la actividad del día que ha sido suave pero de muy gratas sensaciones. Así lo comentamos mientras realizamos las tareas propias de final de ruta incluido el descanso y la alimentación, o incluso alimentar la chimenea con la leña que tenemos a mano.


3er día

Itinerario: 
Hourquette Nere – Cabaña de Aygues-Cluses – Pic de Madamette – Pic de Gourguet – Col de Bareges – Refugio Bastan.

Itinerario seguido el marcado en línea roja.

            Al igual que ayer, estamos saliendo del refugio a las 8,15’. Hemos decidido tomar dirección Oeste hacia la Hourquette Nere. Para ello pasamos por los lagos de Bastanet dejando a nuestra derecha el escarpado Pic de Bastan (2.721). Haciendo algunos flanqueos entre nieve y rocas pasamos junto a  la cabaña de los Laquets de Port Bielh (2.210). En el momento de nuestro paso, la cabaña no presenta ningún atractivo. Su estado ruinoso y de abandono no ofrece posibilidad de ser utilizada. (Creo que actualmente hay una nueva cabaña privada y cerrada).
            Seguimos y dejando atrás el lac Gourg Nère, sin ningún problema nos situamos en la Hourquette Nere (2.465 mts) desde donde podemos contemplar la cuenca d’Aygues-Cluses. A la vista de este bonito paisaje blanco de valles y montañas, decidimos descender esquiando hacia la cabaña d’Aygues-Cluses que se encuentra junto al lago de Coueyla Gran (2.150). Aquí descansamos unos minutos mientras decidimos el rumbo a seguir. Nos fijamos en las atractivas laderas que conducen a la cumbre del Pic de Madaméte que ahora tenemos hacia el Sur. No nos resistimos a perder la oportunidad que tenemos de ascenderle.
            Colocadas las pieles de foca vamos progresando por las suaves laderas de nieve que nos hacen pasar junto a los lagps de Madaméte alcanzando poco después el collado previo a la cumbre de Madaméte que terminamos de coronar sin mayores dificultades (2.657 mts). El grandioso panorama que tenemos desde este mirador es sensacional sobre todo si dirigimos la mirada hacia el Sur. En esa dirección se encuentran las conocidas montañas Pic de Neouvielle, Turon de Neouvielle, Pic Long, Mauvic, Campbieil, Soum des Salettes… así como numerosos lagos  destacando: Aubert, Aumart, Oredon, Cap de Long… En fin. Que ha valido la pena ascender esta cumbre para disfrutar durante un largo rato de estas bellas panorámicas.
            Da pena pero no queda otro remedio que dejar la cumbre y continuar con nuestra ruta. Esquiamos en dirección Norte hacia el Clot y lagos d’Aygues-Cluses (2.360 mts) con la intención de ascender la cercana montaña Pic de Gourguet que se encuentra en el mismo cordal de Pic de Madaméte. Para ello pasamos previamente por el col de Bareges (2.469 mts) desde donde no se nos resiste esta posibilidad de coronar el Pic de Gourguet (2.619 mts). Así añadimos uno más a la colección de montes que vamos acumulando en estos días.
            Descendemos hacia el Este tomando ya dirección del refugio Bastan. Pasamos junto a los lagos de Gourguet (2.218 mts) y De Coste Ouillere (2.100 mts) con cabaña en sus inmediaciones. Para completar el desplazamiento hasta el refugio debemos de colocar pieles de foca ya que el terreno alterna entre rellanos y suaves pendientes. Finalizamos esta completa y muy bien aprovechada jornada cuando son las 6 de la tarde.
            En el refugio nos afanamos con las tareas del final de jornada como pueden ser orear cerca del fuego de la chimenea las ropas húmedas por el sudor así como las pieles de foca y las propias botas. Damos cuenta de las provisiones de alimento que habíamos porteado el primer día y que ya van mermando. Para cocinar e hidratarnos disponemos de un buen chorro de agua en el exterior del refugio. Otro detalle interesante es el discreto y ecológico “sanitario” ligeramente apartado del refugio.

4ª día

Itinerario: 
Col de Jetas – Pic Pichaley – Col de Portet - Aparcamiento de Espiaube.

Itinerario seguido el marcado en línea azul.

            Reconfortados por el descanso de la noche, podemos decir que nos encontramos prácticamente recuperados de los desgastes físicos que vamos acumulando. Tras desayunar recomponemos las mochilas y antes de abandonar el refugio cumplimos con el obligado detalle de dejarle barrido y ordenado. Hemos leído una nota junto a una caja indicando que el precio de la pernocta en el refugio cuando se halla el guarda es de 7 euros. En estas fechas no ha habido guarda. Hemos estado solos. Pero es de agradecer que le mantengan abierto a disposición de los montañeros. Por ello no está demás que los usuarios dejemos depositada la “voluntad”.
            El itinerario de retorno a Espiaube no lo vamos a hacer por donde vinimos el primer día, cuyo recorrido es demasiado largo, incómodo y falto de nieve en el entorno del lac de l’Oule. Hemos estado observando la ladera que baja de las estribaciones del Pic Pichaley, desde donde se puede enlazar a las pistas de la estación de St-Lary, justamente a la otra parte detrás de la ladera. Nos decidimos por esta opción.
            A primera hora de la mañana la nieve se encuentra dura por lo que nos colocamos crampones para progresar con seguridad. De esta manera y también con la ayuda del piolet salvamos los 200 metros de desnivel de la endiablada pendiente. Desde la parte superior tenemos a la vista parte de remontes y pistas de este sector esquiable de Espiaube. Mirando el entorno, nos fijamos en el cercano Pic Pichaley. Viendo las posibilidades que ofrece su ascensión, no nos iremos sin conseguir esta última montaña antes de descender definitivamente al aparcamiento.
            Coronamos el Pic Pichaley (2.626 mts) y con esta nos damos por satisfechos de haber alcanzado una buena colección de cumbres de la Reserva Natural de Neouvielle. Tenemos desde aquí una amplia panorámica y revisamos los recorridos realizados con las cumbres alcanzadas en estos cuatro días. Ya solo nos queda el descenso definitivo de 900 metros de desnivel hasta Espiaube. Vamos a ver qué tal se nos da.
            La estación ya se encuentra cerrada. Hoy es martes y este fin de semana pasado ha sido el último en el que los esquiadores han podido hacer uso de remontes y pistas. Estamos solos. Esquiamos primeramente hasta la parte superior de la telecabina de Portet  en el Col de Portet (2.215 mts), por donde pasábamos el primer día tras habernos servido de este remonte mecánico. A continuación seguimos esquiando por la pista de descenso como buenamente se pueda, aprovechando hasta los últimos pasillos y regueros de nieve antes de tener que cargar con el equipo, dado que en los últimos metros ya era imposible seguir esquiando. Porteamos el equipo hasta el aparcamiento solamente durante 5 minutos, con lo que damos por muy bueno el aprovechamiento que hemos tenido de la nieve.
            Y esto ha sido todo lo que nos ha dado de sí los 4 días que hemos pasado en las montañas de la Réserve Naturelle de Néouvielle. Regresamos a casa ampliamente satisfechos, con el recuerdo de la estancia en el Refugio de Bastan que nunca olvidaremos.

 

Pongo a continuación la pequeña muestra gráfica que en aquéllas fechas me traje de recuerdo para casa.
Ah!. Qué tiempos aquéllos en que metíamos en nuestras cámaras carretes de negativos (o incluso de diapositivas, para el caso muy parecido).


Juan Carlos "Gorbi" posa ante la fachada del Refugio de Bastan propiedad de la ASPTT de Toulouse. Acogedor, cómodo, limpio… Una verdadera suerte poder servirnos de él durante las próximas 3 noches. 


Mis compañeros de numerosas actividades pirenaicas: Luis Alegre y Juan Carlos “Gorbi”.
Como fondo de imagen tenemos los 3miles: Pic Campbiel, Pic Long, Turon de Néouvielle y Pic de Néouvielle. 


Cuenca Campana-Garet desde el Col de Bastanet.


Refugio Campana de Cloutou propiedad del C.A.F.


Luis Alegre y Javier en la cumbre del Pic Tuhou de Cloutou. Al fondo Pic de Néouvielle. 


Desde la cumbre del Pic Tuhou de Cloutou. 
Tenemos a la vista el Col de Bastanet y Pic de Portarras hacia donde iremos seguidamente. A la derecha de la foto sigue la línea de cumbre que llega hasta el Pic de Bastan.


Una corta parada en la que mis compañeros estudian el plano para identificar cumbres y collados.


Pic d’Aygues-Cluses y Hourquette Nere.


Junto a la cabaña d’Aygues-Cluses. Al fondo, Pic d’Estibere, Pic de Madaméte. Seguidamente ascenderemos este nevado pico.


Posando Luis Alegre y Javier en la cumbre del Pic de Madaméte.  Como fondo de imagen tenemos el Pic de Néouvielle.


Pic d’Estibere y Pic de Gourguet. A la derecha Col de Barèges. 


Más imágenes.





Último día en el que estamos de regreso hacia Espiaube. 
Desde la divisoria Bastan – Montarrouyes vemos en la imagen: Pic de Bastan, Col de Bastanet y Pic de Portarras.
Abajo el lac de Bastan donde se encuentra el Refugio de Bastan.

Panorámicas desde el Pic Pichaley. Abajo el lago Superior de Bastan y a la derecha las estribaciones rocosas del Pic de Bastan.


Panorámica en la que entran: Pic de Bastan d’Aulon, Pic de Portarras, Pic Prada, Pic du Midi de Bigorre.


viernes, 13 de febrero de 2015

229 – Grand Barbat



Ruta realizada en Marzo de 2.000



Itinerario:
Lac d’Estaing – Cabaña Arriousec – Cabañas de Barbat – Lac du Barbat – Collado Barbat – Pic Grand Barbat.


                                                                  Pic Grand Barbat



            Sigo revisando mis archivos y a falta de rutas frescas y recientes, traigo por aquí otra que llevamos a cabo por el Pirineo Francés en marzo del año 2000. En esta ocasión nos juntamos un numeroso y bien avenido grupo dispuestos a disfrutar y compartir las buenas sensaciones que a todos nos proporciona la montaña.
            Sirviéndome de los apuntes y fotos que mantengo, preparo a continuación el relato de lo que fue una bonita jornada de la que a pesar de los años que han pasado, aún quedan vivos recuerdos.



Juan Carlos “Gorbi” - Luis Alegre - Joaquín Marijuán -
Joaquín García - Raúl - Cesar - Jose y Javier.

  
            Para llegar al lac d’Estaing hemos realizado el viaje pasando por la frontera de Irún, luego Pau, Lourdes y Argelès-Gazot. Aquí tomamos dirección hacia el Col d’Aubisque pero solo durante 3 kms. Llegando a Arras-en-Lavedan desviamos para seguir durante 15 kms más hasta el lac d’Estaing.
            Durante gran parte del día tenemos que soportar lluvias que no cesan incluso cuando llegamos al lac d’Estaing (1.163 mts). Este hecho nos provoca dudas, aunque confiamos en las previsiones meteorológicas para la jornada siguiente. Si hemos hecho tan largo viaje ha sido porque las informaciones sobre el tiempo apuntaban a esto. Lluvias para hoy y despejado para mañana. Tenemos que ser optimistas y ver que se cumplan los buenos pronósticos para mañana.
            Hay que tomar decisiones, siempre complicadas cuando se trata de un grupo numeroso. Tenemos información de la existencia de la cabaña de Arriousec que según una indicación al inicio del camino, pone que se encuentra a una hora de marcha. En un momento en el que parece que amaina la lluvia, cuatro de nosotros decidimos prepararnos y efectuar este acercamiento para pasar allí la noche. El resto del grupo se queda junto al lago y dormirán un poco apretados en la “Vw. California”. Mañana, si se confirman las previsiones meteorológicas se unirán a nosotros al paso junto a la cabaña.

            No hay nieve al nivel del lago donde nos encontramos (tenemos bien claro que la realización de esta ruta fué en el año 2000, no en la actualidad que seguro habrá buen paquetón). Ello obliga a que tengamos que portear los esquís, peso añadido al ya de por sí considerable de las repletas mochilas. En un principio seguimos por la pista que asciende suave pero su trazado se alarga demasiado. Pronto la abandonamos tomando  la senda coincidente con el GR-10 que enlaza Estaing con Ilhéou y Cauterets. Discurre entre bosque principalmente de abeto y resulta entretenida pero a su vez exigente, pues además de las pesadas mochilas que porteamos hemos de salvar unas pendientes de considerable inclinación. Esto hay que asumirlo como normal. Estamos en la montaña!.
            La dureza de la senda recorta el desplazamiento y también el tiempo para llegar a la cabaña de Arriousec (1.400 mts) a la que llegamos en tan solo media hora. Bastante menos tiempo de lo que hemos leído en la tablilla informativa que indicaba una hora. La cabaña, situada en un atractivo entorno de bosque de acebo nos ofrece la deseada habitabilidad. Se encuentra abierta. Estupendo!. Su interior tiene algún desperfecto pero al menos se halla limpia. Podemos disponer de un par de colchones sobre somieres algo ruidosos. En la parte superior hay literas que pueden acoger a dos personas. Se accede por una rústica escalera de peldaños de troco. No son las comodidades que puede ofrecer un refugio guardado pero nosotros cuatro estamos sobradamente habituados para aguantar noches en este tipo de alojamientos. Nos acomodaremos en este espacio como cada uno decida. En el exterior tenemos la posibilidad de abastecernos de agua.
            Una vez instalados y antes de que caiga la noche, todavía tenemos tiempo para inspeccionar el entorno. Subimos a una loma cercana para ver la prolongación del valle por el que seguiremos mañana y comprobar a qué distancia tenemos continuidad de nieve, pues a la altura del refugio no queda nada. Vemos que efectivamente deberemos de portear los esquís durante un largo rato.  No nos desanimamos por ello. Antes de acostarnos, seguimos mirando al firmamento y vemos una atmósfera limpia. Se van abriendo numerosos claros entre los que podemos ver abundantes estrellas. Dormiremos muy tranquilos con la seguridad de que amanecerán cielos despejados conforme a lo previsto. A ver.

            Son las 6 y media cuando nos estamos despertando. Asomándonos al exterior de la cabaña comprobamos que el cielo está totalmente despejado. Cómo han acertado en las previsiones!. Los compañeros que han pasado la noche abajo junto al lago llegan a la cabaña cuando nos encontramos desayunando. Dejamos en la cabaña el equipo que no vamos a necesitar durante la actividad, y a las 8 hs ya estamos todos en marcha cargando los esquís sobre las mochilas. Así andamos durante aproximadamente 30 minutos hasta que ya disponemos de continuidad de nieve (repito, estamos en el año 2000).
            Aligerando por fin el peso que veníamos porteando podemos ya ajustar las botas a los esquís y deslizarnos sobre la superficie de nieve dura por lo que precisamos también fijar cuchillas. Vamos tomando altura a la vez que disfrutando de un extraordinario entorno de montañas sobresaliendo las paredes y crestas de roca que contrastan con los tapizados blancos de nieve. Pronto se definen muy claramente dos grupos. Por delante marchan cuatro que parece que galopan. Por detrás quedamos rezagados el resto que avanzamos algo más pausados. Nos reagrupamos junto a las cabañas de Barbat (1.885 mts) pero solo por unos momentos. Quienes por cortesía estaban esperando salen de inmediato mientras que los rezagados necesitamos de unos minutos de reposo.
            Pasando sobre el lago Barbat (1.973 mts) nuestro grupo de “avanzadilla” siguen confiados la trazada que deja  unos franceses que marchan por delante. De esta manera nos agrupamos todos en el collado de Badescure (2.523 mts) donde tras comentar con los franceses queda claro que por aquí no conseguiremos nuestro objetivo. Para ellos su intención no era otra que llegar a este collado y regresar ya esquiando sin más pretensiones. Por nuestra parte, también debemos de descender esquiando 100/120 metros para enlazar a continuación con la ruta correcta hacia el Grand Barbat teniendo que pasar previamente por el collado de Barbat (2.640 mts) a la izquierda del Pic de Badescure (2.733 mts).
            Desde el collado la ruta ya es muy evidente hacia la cumbre claramente visible de Grand Barbat del que nos separan escasos 200 metros de desnivel y al que nos hemos de dirigir en larga diagonal ascendente por su ladera Oeste. A pocos metros de la cumbre tomamos precauciones desprendiéndonos de los esquís que dejamos clavados junto a unas rocas. La pendiente por la que avanzamos es expuesta pues además de presentar una fuerte inclinación hay numerosas rocas que interrumpen la continuidad de la nieve. Con crampones y piolet completamos los aproximadamente 50 metros de desnivel y 200 metros de desplazamiento
            Permanecemos largos minutos en la cumbre de Grand Barbat (2.813 mts). Es un extraordinario mirador desde el que poder disfrutar contemplando un amplísimo número de montañas de las que damos buena cuenta intentando identificarlas: Balaitous, Grande Fache, Vignemale… Me dejo muchas. Esto es más que grandioso. Inmenso. Qué sensaciones. Es el Gran Pirineo!.

            Abandonamos la cumbre de Grand Barbat bajando hasta donde tenemos depositados los esquís. A continuación viene el gratificante descenso. Los amigos Luis y Joaquín Marijuán son los primeros en lanzarse y dan confianza al resto. La nieve se encuentra en magníficas condiciones para esquiarla. Disfrutamos como enanos hasta que se nos acaba. Obliga cargar los esquís a la mochila y en 30’ llegamos andando a la cabaña de Arriousec donde recomponemos las mochilas con el material que habíamos dejado depositado. Un breve descanso mientras intercambiamos sensaciones de la actividad y seguimos hacia abajo. En otros 20’ más llegamos al lac d’Estaing y esto ya sí se ha acabado. Bueno, no del todo. Quedan unas cuantas horas más de viaje de vuelta hasta casa. Pero todo ha valido la pena. Hasta la próxima!

                                             Plano y referencias tomados del Geoportail francés.


A continuación el breve testimonio gráfico de lo que fue esta bonita ruta al Grand Barbat.


Dejando el coche en el lac d’Estaing, en 30’ hemos llegado a la cabaña de Arriousec donde cuatro del numeroso grupo pasaremos la noche. Los otros compañeros pernoctarán en la furgoneta junto al lago y se unirán a nosotros a la mañana siguiente.
La cabaña se encuentra a 1.400 metros de altitud. Vuelvo a repetir que esta ruta se llevó a cabo en el año 2000. Seguro que en estos días que sale a la luz esta crónica, las condiciones serán muy diferentes.

En la foto, mis compañeros de cabaña: Joaquín Marijuán, Juan Carlos “Gorbi” y Luis Alegre.


Después de haber descansado “cómodamente” en la cabaña, a la mañana siguiente nos juntamos los ocho amigos para seguir todos juntos por el valle hacia nuestro objetivo.
La nieve estaba un poco alejada y tuvimos que portear los esquís durante 20 minutos.
En la foto nos encontramos junto a las cabañas de Barbat. Por aquí ya no había problemas de nieve.
Al fondo vemos el Pic de Badescures.
Nuestro Grand Barbat queda a la izquierda fuera de imagen.


El grupo avanza un tanto disgregado, cada uno por donde mejor le parece.


En la foto no vemos el Grand Barbat que queda a la izquierda fuera de imagen.
Sí que se ve el Pic de Badescures. Seguimos el itinerario que marca la traza en rojo.

En esta posición por fín ya tenemos  una perfecta imagen del Grand Barbat. A su derecha el collado de Barbat y sigue el Pic de Badescures.
Nuestra avanzadilla sigue las trazadas de unos franceses que llegan hasta el col de Badescures (encubierto en la foto). Allí nos juntamos todos para luego descender de nuevo y enlazar con el itinerario correcto que pasa por el collado Barbat.
El amigo Raúl ha tomado la foto encuadrándome a mí en primer plano.


Pic de Badescures y Brecha de Badescures a donde subimos equivocadamente.
Luego volvemos a descender para seguir hacia el collado de Barbat indicado por la línea en rojo.
Raúl en primer plano.


Una mirada hacia atrás viendo la cumbre de Moun Né.


Raul llegando a la Brecha de Badescures.


Desde la Brecha de Badescures tenemos esta vista hacia la cuenca del valle de Labat. Por encima Balaitous.


Situados sobre la Brecha de Badescures, tenemos al lado la torre Pilat.


Hemos descendido para recuperar la ruta correcta hacia el collado Barbat.
Después de este collado ya tenemos evidente la continuidad hasta la cumbre de Grand Barbat mediante una larga diagonal ascendente.
De momento seguimos con los esquís hasta que la prudencia nos aconseja que los quitemos para continuar  con crampones y piolet.


Mientras, podemos deleitarnos con este maravilloso panorama: Collado de Barbat abajo por delante del Pic de Badescures. Al fondo Balaitous.


Junto a esta roca de primer plano realizamos la transición. Para evitar riesgos dejamos los esquís y continuamos con crampones y piolet.


Cómo vemos el Pirineo!, Impresionante!.
A la derecha el macizo de Vignemale.


Vignemale merece una foto para él solo.


Picos Grande Fache, Cambales, Balaitous…


Foto de cumbre en el Grand Barbat que dispara Joaquín García.
En ella estamos: Joaquín Marijuan, Luís Alegre, César, Juan Carlos “Gorbi”, Raúl y Javier.


Disfrutamos el descenso sobre magníficas condiciones de nieve. No podemos evitar una y varias miradas hacia el Grand Barbat.


Hemos completado el descenso sobre nieve y toca portear andando el equipo durante 30’. No importa demasiado. Estamos felices.
Recuerdo nuevamente que corría el año 2000. Ahora mismo estos prados estarán bien cubiertos de nieve.
Al fondo a la izquierda nuevamente destacando la cumbre de Grand Barbat.


En las partes bajas no queda nieve (marzo, año 2000). Vemos el entorno de la cabaña de Arriousec.


Recomponemos las mochilas y seguimos hacia abajo porteando los últimos 20’ hasta el lac d’Estaing.
Todos muy satisfechos de lo que ha dado de sí esta magnífica ruta a la montaña Grand Barbat.