jueves, 14 de mayo de 2015

243 – Peña Niajo – Pico Pozalón . (Sajambre – León)



Ruta realizada: Domingo, 10 de Mayo de 2.015

Itinerario:
Ribota de Abajo – Majada Niajo – Peña Niajo – Pico Pozalón – Porro Cervaliza – Majada Llaete – La Cruceta – Pío de Sajambre – Vierdes de Sajambre – Ribota de Abajo.



                                                 Cresterío Peña Niajo – Pico Pozalón (Sajambre)


Kike, Juan Carlos, Edu, Juan Miguel, Tere, Elías y Javier.



            Poco o más bien nada habíamos oído sobre estos montes salvo Kike, promotor de la idea, que frecuentemente nos sorprende con atractivos recorridos. Nos ha dado cita en la localidad de Ribota de Sajambre, lugar en el que iniciamos esta ruta circular. Sí que ha habido que estudiarla un poco en días previos revisando mapas y algunas referencias más en Internet. Las últimas dudas en cuanto a la forma de cerrar el recorrido, que en la parte final deseamos hacerle pasar por las localidades de Pío de Sajambre y Vierdes de Sajambre, han quedado aclaradas en conversación con un vecino de Ribota.

            El camino que debemos de seguir parte junto a un gran hórreo y la central eléctrica de Ribota de Abajo (523m). Una tablilla nos lo señala claramente: “Niajo – Llaete – Arcenorio”. Después de recorridos unos 500 metros, para seguir el camino que hoy nos interesa hacia Peña Niajo por la ladera oriental de la montaña tomamos un desvío a la derecha. El camino en principio sigue paralelo al valle Igueyo a la vez que toma altura de forma acusada. Hemos de agradecer la buena sombra en este día caluroso de Mayo. Sobrepasada la Majada Llanarca y superado también el bosque, se nos abren bonitas panorámicas hacia los valles de Sajambre,  el atractivo pico Jario y el conjunto de montañas de los Picos del Cornión destacando la esbelta imagen de Peña Santa. Con este ambiente y con un poco de brisilla que amortigua el calor, el camino nos hace pasar junto a la fuente Niajo donde poder rellenar las cantimploras. Hoy es un día en el que necesitaremos de una cuidada hidratación. Que no nos pille el toro!.
            Continuamos la marcha todavía por sendero, hasta situarnos sobre la Majada Niajo - Guarincia Niajo (1.161m) donde pasta un grupo de vacuno. A partir de aquí ya no hay senda que nos conduzca hacia arriba. Hemos de afrontar con paciencia la larga ladera de acusada inclinación, seleccionando cada uno el ritmo más adecuado. De esta manera el grupo nos distanciamos manteniendo más o menos la visual entre todos. El terreno es principalmente herboso del que sobresalen piedras de roca caliza. Nos reagrupamos al situarnos sobre el cordal Niajo – Pozalón (1.700m) a la vez que tomamos un breve y necesario descanso después del esfuerzo empleado en los ya 1.200 metros de desnivel acumulados de subida. Desde esta posición disfrutamos de muy buenas panorámicas hacia los montes anteriormente detectados: la parte Occidental de Picos de Europa (Peña Santa), Pico Jario, Sierra de Beza (Peña Beza. Canto Cabronero), Sierra de Cerezaledo (Pica Loto), Parque Natural de Ponga… Todo muy espectacular.
            Hemos descansado y disfrutado unos minutos sobre el bonito balcón y a continuación seguimos hacia la cumbre de la cercana Peña Niajo. El desplazamiento de escasos 200 metros sobre la arista es entretenido y conlleva algunos pasos en los que hay que mantener la atención. Sin ser difícil, la arista tiene caída hacia ambos lados y un mal movimiento podría hacernos rodar muchos metros por cualquiera de las laderas. En Peña Niajo (1.739m) no vemos ningún símbolo típico de cumbre como suele ser habitual en gran parte de las montañas que visitamos. Unas piedras amontonadas a modo de mojón y cobijada entre ellas, una sencilla cajita de plástico que puede hacer las veces de buzón donde poder dejar algún comentario o la correspondiente tarjeta. Es todo lo que puede identificar esta bonita Peña. 
            Es el momento de hacer la parada larga del día, de tomar cómodo asiento y de sacar el bocadillo para dar buena cuenta de él y saborearlo tranquilamente. También de comentar entre todos las buenas sensaciones que nos está deparando la ruta. Volvemos a repasar y reconocer numerosas cumbres ya alcanzadas en otras ocasiones y que ahora disfrutamos obserándolas e identificándolas: Peña Ten y Pileñes los tenemos bastante cerca. Siguiendo ese mismo horizonte identificamos Maciédome y Tiatordos. Distinguimos también los Picos de Mampodre. Peña Mora, Pármede, Pozúa, Cebolleda, Gíldar… Todo muy interesante. Plasmamos las fotos testimoniales y levantamos del asiento para seguir la ruta.
            Continuamos por la arista que nos lleva hasta el Pico Pozalón. Sigue siendo sumamente entretenida y de gran belleza. La podemos disfrutar mientras progresamos por este perfil mixto de roca y hierba con cierta atención en algunos pasos concretos. El Pico Pozalón (1.743m) nos recibe con una destacada antena que hará sus servicios pero afea la estética natural de la montaña. También es vértice geodésico. Al igual que en Peña Niajo, como buzón de cumbre sirve en este caso un frasco de cristal.
            Volvemos a disfrutar durante unos minutos del paisaje desde esta bonita atalaya y seguimos. En el descenso también pasamos por la cumbre secundaria Porro Cervaliza (1.635m) antes de situarnos sobre el collado El Carbanal (1.408m). Es paso de comunicación entre Pio de Sajambre y el Arcenorio desde donde poder ascender Peña Ten y Pileñes. Junto al collado se halla la Majada de Llaete con una pequeña cabaña y restos de antiguas construcciones ganaderas.
            Dejamos atrás el collado así como las montañas recientemente ascendidas y seguimos por el camino que por la ladera izquierda de la Riega Llaete desciende hacia Pío. Cuando llevamos recorrido aproximadamente 1,5 kms dejamos el camino desviándonos a la derecha para seguir una senda antigua menos frecuentada pero en nuestra opinión puede ofrecernos mayor atractivo. Unos postes que originalmente mantenían señales indicatorias ahora lamentablemente destruidas, señalizan este desvío, con lo que si se desea conectar con la senda hay que conocerlo o estar atentos a ello, ya que la entrada no se ve bien definida y puede pasar desapercibida. Situados sobre la senda, ésta resulta entretenida y con abundante vegetación. Nos hace pasar junto a una cabaña y varias parcelas de prados protegidas con muretes de piedra y vallados.
            Terminamos por llegar al puente sobre el arroyo Zalambral y enseguida llegamos a Pío de Sajambre. Aquí sí vemos una clara señalización para seguir el camino “PR-PNPE 33” que conecta con Vierdes y también con Oseja. En Vierdes también hay indicación para seguir correctamente hasta Ribota. De esta manera conseguimos cerrar la ruta circular tal y como nos lo habíamos propuesto.

Tiempo total dedicado a la ruta: 9,30’ horas. (incluyendo paradas, descansos y demás)
Desnivel acumulado de subida: unos 1.310 metros
Distancia recorrida: unos 12,4 kms
Climatología: Día despejado y calor. Sombra durante buena parte del recorrido. En altura una agradable brisa amortigua el calor.

                                                        Plano y referencias tomados del servicio IGN.


Veamos a continuación la  amplia muestra gráfica  de la ruta.

Dejamos los coches junto a la central hidroeléctrica de Ribota de Abajo desde donde iniciamos esta prometedora ruta circular.


Con esta indicación tenemos claro el camino a seguir.

Hoy es un día de calor y afortunadamente una buena parte de la subida la hacemos bajo la sombra del bosque.

Alguna sorpresa sobre el camino como este soberbio ejemplar de castaño milenario.

Ganando metros por el fresco y agradable camino bien protegido de sombra.

Otro ejemplar majestuoso de haya por el que también han pasado muchos, muchos años.

Algunos obstáculos sobre la marcha que conseguimos librar con éxito.

El bosque va quedando por debajo y es momento de disfrutar de buenas vistas como ésta hacia los Picos de Cornión (Peña Santa) y Pico Jario.

También el llamativo “Pica de Ten” en el valle de Sajambre. Al fondo Sierra de Cebolleda (Gíldar).

Nos viene muy bien aprovisionarnos de agua en la fuente de Niajo junto a la senda. Hoy necesitaremos de una cuidada hidratación.

Alcanzamos la Majada Niajo (La Guarincia). Por detrás asoman las cumbres de la Sierra de Pármede (Pozúa y Parmede).

Qué panorámica tan bella con la Sierra de Beza, Picos de Cornión y Pico Jario.

A partir de los prados de la Majada Niajo ya no sigue camino alguno. Nos las apañaremos para remontar como mejor podamos por la exigente ladera hacia lo alto de Peña Niajo.

En la foto apreciamos la fuerte inclinación de la ladera por la que progresamos. Por detrás vemos la Sierra de Cerezaledo (Pica Loto) así como la Sierra de Beza. Por ahí anduvimos hace un año: 216. Peña Beza - Canto Cabronero - Pica Loto accediendo desde Soto de Sajambre”.

El valle de Sajambre. Vemos por debajo la Majada Niajo, Ribota, Oseja, Vierdes y la “Pica Ten”.

Más detalles que muestran la inclinación de la ladera. Cuesta esfuerzo ganar metros.



Aquí arriba ya nos situamos en el cresterío de la Peña Niajo.

Desde donde tenemos esta panorámica hacia los valles y montañas de la parte Asturiana por donde discurre el río Sella y el Desfiladero de Los Beyos.

Después de descansar y reponernos durante unos minutos continuamos la progresión hacia lo alto de la Peña Niajo. Ahora siguiendo por el entretenido cresterío.



El grupo en la cumbre de la Peña Niajo.
Juan Miguel, Tere, Edu, Juan Carlos, Kike, Javier y Elías.

Panorámica que Juan Carlos observa hacia el Parque Natural de Ponga (Maciédome - Tiatordos).

Sierra de Peña Beza, Picos de Europa (Peña Santa – Llambrión – Torre Bermeja – Picos de Friero…)

Dejamos la cumbre de Peña Niajo y continuamos el cresterío ahora hacia el Pico Pozalón. En el recorrido nos fijarmos en Peña Mora, Picos de Mampodre y Peña Ten.

Cresterío muy divertido y entretenido. Atrás queda la cumbre de Peña Niajo.

Espectacular. Al fondo Peña Ten y Pileñes.

Nuevamente mirando hacia atrás: Peña Niajo y las laderas que descuelgan desde su cumbre.

Estamos disfrutando siguiendo por el perfil de la entretenida arista.

Continuos sube-baja de la arista. Al fondo ya la bonita cima de Pozalón.

Mirando hacia atrás observamos esa curiosa oquedad en la pared.

Últimos metros a la cima de Pozalón.

Las expresiones de Tere y Kike muestran el grado de satisfacción que llevan dentro.

Cumbre de Pozalón con su característica antena que nada embellece a esta montaña. (Qué lástima!…)


Una mirada hacia Peña Ten y Pileñes con sus valles aledaños (Arcenorio).

Abandonamos la cumbre de Pozalón en descenso hacia el collado El Carbanal. Antes haremos parada intermedia en el Porro Cervaliza que tenemos al paso.
Al fondo la Sierra de Pármede (Pozúa – Pármede).

Cresterío Peña Niajo – Pozalón. Cómo nos ha gustado!.

Por encima de la bonita pradera asoman las montañas Peña Mora, Peña Ten y Pileñes.



El grupo se toma otro descansillo en el Porro Cervaliza. Es un día para disfrutar de cada momento!.
Miramos hacia atrás y así vemos la cumbre de Pozalón con el cresterío hasta Peña Niajo.


Sigue el descenso hasta el collado El Carbanal.

Este curioso ejemplar de tejo que observa Juan Carlos tiene sus raíces en el interior de la roca.

Collado El Carbanal y Majada de Llaete. Parajes sumamente bellos y tranquilos.


Descendiendo por la pista hacia Pío de Sajambre.

Entre el bosque aún podemos echar una mirada con el zoom hacia Peña Santa.

Al lado de la pista en la curva se encuentra el poste que soportaba la indicación de la senda directa hacia Pío. Ahí decidimos abandonar la monótona pista y seguir por la entretenida senda.

El inicio de la senda algo confuso pero por ahí vamos bien.

Senda entre empalizadas y prados cercados. Fácil de seguir.


Un corto tramo con campo de ortigas, donde sufren quienes llevan pantalón corto…

Llegamos al puente del arroyo Zalambral casi a las puertas de Pío de Sajambre.


En Pío, una buena señalización nos ha indicado el camino hacia Vierdes.

Entrando en Vierdes de Sajambre donde podemos hidratarnos.


Un numeroso grupo de mininos acude a darnos la bienvenida…

También en Vierdes podemos seguir el camino señalizado “PR-PNPE 33” hacia Ribota.

Contemplamos la montaña de Peña Niajo que visto desde aquí parece imposible que hayamos podido seguir ruta hacia su cumbre.

Entrando en Ribota de Abajo que domina su iglesia.

El río Sella y la central hidroeléctrica a la derecha donde iniciamos y ahora completamos la ruta circular.

Rincón de Ribota de Abajo.